SUCEDIÓ EN JERUSALÉN

A grandes males, grandes remedios. Solucciones que en España resultarían utópicas si se diera el mismo caso con un etarra. ¿Qué es mejor, defenderse o vivir con miedo y ceder? Yo lo tengo claro.

1) Un trabajador de la construcción palestino que conducía una excavadora en Jerusalén, se abalanzó sobre los autos y autobuses que transitaban por la avenida Iafo, cerca de la estación central de Autobuses. Al menos cuatro personas murieron –una mujer que conducía un auto entre ellas- y varias resultaron heridas, 7 de gravedad. El tractor impactó contra dos autobuses y uno de ellos volcó. Dos policías dispararon contra el palestino y finalmente lo mataron.   El terrorista era residente de Jerusalén Este y estaba trabajando en la construcción de las vías del tren liviano.Él se dirigía con la topadora hacia el mercado abierto Majané Yehuda y podría haber causado una tragedia aún mayor.

2) El terrorista es eliminado en el acto.  Un soldado israelí fuera de servicio saltó a la excavadora-bulldozer con la que el terrorista palestino arrolló a vehículos y autobuses en el centro de Jerusalén el miércoles y de varios tiros acabó con su vida.  Imágenes de los instantes decisivos.  El saldo fatal: 3 muertos y 47 heridos.  02/07/08